Logo

BLOG

Blog: Fisioterapia a partir de los 60

Alba Pallarés, Antonia Carrasco y María José Naranjo

Condromatosis sinovial

La ​condromatosis sinoviales una rara, pero benigna condición en la que interviene la sinovia, que es una ligera capa de tejido que rodea las articulaciones. La condromatosis puede aparecer en cualquier articulación del cuerpo humano, pero la zona más común es la rodilla.
Aunque la condición no es cancerígena, puede afectar y dañar seriamente la articulación afectada y eventualmente, podría provocar que apareciera una osteoartritis.

En la ​condromatosis sinovial​, la sinovia crece de una forma anormal y produce nódulos de cartílago. Estos nódulos pueden soltarse algunas veces de la sinovia y moverse libremente por dentro de la articulación.

El tamaño de estos cuerpos libres de cartílago dentro de la articulación pueden ser de tamaños variados, desde unos pocos milímetros a unos pocos centímetros.
El líquido sinovial nutre los cuerpos libres y hace que estos crezcan, se calcifiquen o se osifique, cuando esto ocurre pueden moverse con total libertad a lo largo del espacio de la articulación.
Como se mueven con libertad por este espacio los cuerpos libres pueden dañar el suave cartílago articular que recubre la articulación, causando ya la nombrada osteoartritis.

Si se produce la ​osteoartritis, ​la superficie dañada del cartílago estará gastada y deshilachada provocando dolor en el movimiento de los huesos.

En casos severos de ​condromatosis sinovial​, los cuerpos libres pueden crecer hasta tener un tamaño en el cual obstruyan el espacio completo de toda la articulación o llegando incluso a penetrar los tejidos blandos adyacentes.
La causa de esta patología es desconocida y aparece de forma espontánea y no es hereditaria. Los síntomas de la condromatosis sinovial son similares a los de la osteoartritis:

  • Dolor.
  • Inflamación y líquido en la articulación.
  • Alta sensibilidad y afectación al rango de movimiento de la articulación afectada junto con crepitaciones en los movimientos.

Los nódulos, a veces también se pueden palpar en articulaciones que están cerca de la piel, como es el caso de las rodillas, codos y tobillos.
El diagnóstico médico será posible con pruebas de imagen (rayos x, RMG, TAC) y una revisión manual. Los cuerpos libres normalmente son visibles en la RMG y el TAC.

El tratamiento puede ser conservador o en algunos casos quirúrgico. En ambos casos la rehabilitación es importante.
En el caso de tratamiento conservador, el ​fisioterapeuta​ procurará ​disminuir dolor, inflamación o pérdida de movilidad en las articulaciones.
Si el médico se decanta por la operación, está consistirá en la extracción de los cuerpos libres e inclusos en algunos casos en una sinovectomía. El tipo de operación puede ser por ​artroscopia​ o por ​cirugía abierta​ dependiendo del tamaño y número de cuerpos libres y de cómo se encuentra la sinovia. El resultado de las dos es el mismo y el médico decidirá cuál es la mejor según el caso.
También mandará también tratamiento rehabilitador, para que la articulación se recupere lo antes posible, y el ​fisioterapeuta​ se centrará en ​eliminar el dolor e inflamación, en recuperar la movilidad y estabilidad de la articulación​. Todo ello con técnicas como la masoterapia, cinesiterapia, termoterapia, electroterapia y otras más.
En ​el Centro Médico del Ejercicio AMS podrás recibir el tratamiento fisioterapéutico con un plan de ejercicio adaptado, personalizado y enfocado a tu disfunción para aliviar tu dolor y mejorar tu pronóstico.

María José Ruiz-Atienza.

Fisioterapeuta del Centro Médico del Ejercicio AMS