AMS | Fisioterapia Málaga Correr para ponerse en forma o perder peso
Logo

BLOG

Blog: Ejercicio y Salud

Justo López, Fran Alcázar, Justa Moreno, Pablo Ibañez y Hugo Linares

¿Correr para ponerse en forma o perder peso?

El running es actualmente una de las actividades físicas más practicadas en el mundo y existen dos motivos principales por lo que la gente suele correr.

El primero es todo un clásico: perder grasa con un poco de ejercicio cardiológico. Pues parece que nos equivocamos: Correr es una de las peores medidas que podemos aplicar para perder grasa, ya que es uno de los ejercicios menos saludables que podemos encontrar, debido al alto impacto y que está sostenido en el tiempo; una combinación perfecta para encontrar una lesión, desde tendinopatías a desgastes articulares. Todo esto claro, si no estamos acondicionados para la carrera, e incluso si lo estamos, suelen aparecer lesiones con bastante frecuencia. Por lo que, si unimos un desacondicionamiento físico general, una mala técnica de carrera, déficit de fuerza y potencia muscular y entrenamientos con altas cargas de km tendremos el caldo de cultivo ideal para las lesiones relacionadas con la carrera.

Pero como decimos, y dejando a un lado las multitudes lesiones que nos pueden aparecer, correr a una intensidad media-baja durante un largo periodo de tiempo es una de las formas más deficientes para la pérdida de grasa.

Muchos estudios confirman que los entrenamientos de fuerza, en especial los que trabajan grandes grupos musculares a una intensidad media-alta, comprometiendo nuestro sistema cardiovascular, son los más idóneos para la pérdida de grasa. También este tipo de entrenamiento genera un ambiente hormonal más idóneo para la reducción de este tipo de grasa. Es importante tener en cuenta que cuanta más masa muscular generemos, mayor será nuestro “motor” por lo que será mucho más fácil perder grasa.

El otro principal objetivo de quienes corren consiste en mejorar la salud cardiovascular. Y si bien es cierto que el ejercicio mejora la salud y la capacidad cardiorrespiratoria, y que correr ayuda a ello. Pero andar cambiando la inclinación, hacer un HIIT en la elíptica o bicicleta, nadar con cambio de resultan infinitamente más saludables y eficientes para mejorar nuestra salud cardiovascular.

Por todo esto, si tu motivo es querer empezar a correr por placer y porque te gusta esta actividad física lo ideal sería empezar mejorando 4 áreas:

 

  • Movilidad básica.
  • Fuerza muscular: Para ser capaces de generar más energía. En especial, mejorar la fuerza de nuestra musculatura estabilizadora central de la cual podréis conocer más en mi entrada anterior (http://www.amsfisioterapia.com/Ejercicios-core-saludables).
  • Pliometría: Para mejorar la reactividad de nuestros tendones.
  • Técnica de carrera para mejorar el control motor y optimizar el gasto energético.

 

Por ello, si has pasado por un periodo de sedentarismo o te estas recuperando de una lesión y decides recuperar tu nivel de actividad física, aconsejo que en primer lugar, mejores tu resistencia aeróbica mediante actividades de bajo impacto (natación, ciclismo o caminar) y trabajes los aspectos detallados anteriormente. De esta manera, cuando comiences a correr tendrás una buena base desde la cual realizar una carrera de calidad desde el primer momento. Recuerda, siempre es preferible calidad antes que cantidad, y cuando se trata de la prevención de lesiones con más razón.

“Ponte en forma para correr, no corras para ponerte en forma.”

Pablo Ibañez.

Recuperador Físico de AMS Centro Médico del Ejercicio.