Cabecera

BLOG

Blog: Ejercicio y Salud

Justo López, Fran Alcázar, Justa Moreno, Pablo Ibañez y Hugo Linares

Fuerza y Velocidad (I Parte)

Hasta la fecha, todos los usuarios de los gimnasios entrenan con métodos clásicos que todos hemos realizado alguna vez, puesto que, es lo convencional y era lo más adecuado hasta no hace mucho.

Con las nuevas tecnologías, los investigadores han integrado al mundo del entrenamiento “smartphones”, acelerómetros y una larga lista de instrumentos tecnológicos con los que podemos realizar un entrenamiento más eficaz y eficiente, por el cual, podremos conseguir mejores adaptaciones en un menor tiempo de entrenamiento y con una menor fatiga post-ejercicio.

El concepto de fuerza y velocidad nace en la bibliografía científica a principios de este siglo, pero no es hasta hace unos pocos años cuando realmente se está aplicando en el mundo de la salud y el rendimiento. ¿Cómo de importante es la velocidad? ¿Por qué esta moda de entrenar con la velocidad? Estas preguntas se pueden responder con otras preguntas como por ejemplo, ¿conoce algún deporte donde gane el más lento? Descartando algunas modalidades, como todos los que tienen que ver con el levantamiento de peso, donde se intenta ir aumentando el peso a levantar sin descender la velocidad, en los demás deportes ganan los más rápidos. Cualquier carrera la gana el que llega antes a la meta (el más rápido), cualquier modalidad de lanzamiento la gana el que consigue lanzar el objeto a mayor velocidad.

Este concepto también lo podemos aplicar a la salud, donde, por ejemplo, las personas mayores pueden prevenir una caída gracias a un buen entrenamiento.

¿En qué consiste el entrenamiento de fuerza guiado por la velocidad?

En el caso de que no tengamos los instrumentos necesarios para poder medir la velocidad, tendremos que conformarnos con realizar las repeticiones de nuestro entrenamiento a la máxima velocidad posible. Por el contrario, si tenemos algunos instrumentos (se hará una entrada más adelante) para medir la velocidad, nos guiaremos a partir de los mismos.

Fuerza-velocidad

Actualmente, hay aplicaciones para smartphones que nos permiten medir la velocidad y calcular nuestro RM diario a través de un vídeo realizando ese mismo ejercicio. Los requisitos para poder hacerlo son, entre otros, pagar el coste de la aplicación (en torno a 10 €) y que la cámara de nuestro móvil sea capaz de grabar a 240 f/s. La mayoría de estas app están disponibles para IOS, pero algunas ya han saltado a Android.

Recuerda, olvida eso de realizar repeticiones lo más lento que puedas y empieza a hacer tus entrenamientos a máxima velocidad.

En el Centro Médico del Ejercicio AMS, siempre valoramos a todos nuestros pacientes, para luego realizar una prescripción personalizada, en función de sus objetivos y necesidades, hacerlos más rápidos y eficientes, sin olvidar el asesoramiento en sala durante la realización de ejercicios.

AMS formación fuerza-velocidad

En esta imagen mostramos la formación recibida por parte del profesor Fernando Martín (Universidad de Valencia) en relación al entrenamiento de la fuerza basado en la velocidad hace unos meses.

 

Hugo Linares Martínez.

Recuperador físico del Centro Médico del Ejercicio AMS.