Logo

BLOG

Blog: Pasión por la Fisioterapia Deportiva

Carlos L. Cano

La intensidad importa: Dosis de la corriente TENS

Cuando, durante una sesión de fisioterapia, a nuestros pacientes les vamos a aplicar la Estimulación Eléctrica Transcutánea Nerviosa (TENS) para el alivio de algún dolor por primera vez, solemos decirles “voy a ir subiéndote la intensidad de la corriente, avísame cuando vaya a dejar de ser una sensiación cómoda”; o ellos mismos nos preguntan “¿Cuánto más fuerte, mejor?, nosotros les solemos responder “sí, siempre que no sea una sensación dolorosa”…

Pues bien, la intensidad usada durante el uso de la corriente TENS, tanto en el ambiente clínico como en el científico, está basada en la percepción subjetiva de “todo lo fuerte que puedas, pero que sea una sensación soportable”. Este criterio es meramente subjetivo (por parte del paciernte y por parte del terapeuta que recibe el feedback del paciente), sin existir un consenso en cuanto a esta dosis se refiere. Por esta razón, recientemente (2017), se ha publicado un estidio en la revista científica “PLoS ONE” para dar luz a esta pregunta. Los autores (Serrano-Muñoz et al.,) reclutaron a 20 voluntarios sanos y los divierdon en dos grupos (a cada grupo le fue asignado un fisioterapeuta diferente). A ambos grupos se les aplicó una corriente TENS al nivel espinal de T10-T12 durante 40 minutos a cada sujeto y a una intensidad diseñada para producir una sensación “fuerte pero soportable”. Para evitar la habituación, la intensidad se ajustaba cada 2 minutos. El reflejo H del sóleo fue la variable estudiada y se midió antes, durante y 10 minutos después de la aplicación de la corriente TENS.

A pesar de la instrucción de aplicar la corriente TENS a un nivel “fuerte y soportable”, un grupo recibió una intensidad mayor (puesto que el fisioterapeuta es el que valora el feedback por parte del participante) y el otro grupo (con otro terapeuta diferente) recibió menos intensidad de corriente TENS.

Tras el análisis de los resultados, se observó que la intensidad de la corriente TENS basada únicamente en la percepción subjetiva del participante no es fiable (debido a que cada grupo recibió una dosis diferente), por lo que se necesitan criterios más objetivos a la hora de establecer la dosis de la intensidad. Por otro lado, se ha observado que el grupo que recibió mayor intensidad de corriente TENS, obtuvo mayor inhibición del reflejo H del sóleo (teniendo esto efecto en la redución del dolor), por lo que en la práctica clínica diaria, estos resultados son interesantes, y se tendrá en cuenta que no debemos ser demasiado “cuidadosos” (pero tampoco agresivos) en la implementación de la dosis de la corriente TENS con nuestros pacientes, si queremos obtener unos buenos resultados en cuanto al alivio de su dolor.

Carlos L. Cano Herrera.

Responsable del Área de Fisioterapia del Centro Médico del Ejercicio AMS