Cabecera

BLOG

Blog: Fisioterapia en Accidente de Tráfico y Accidente Laboral

Ana Belén Fernández, Alfonso Márquez y Óscar Fernández

SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO: ¿UNA ENFERMEDAD LABORAL?

Desde hace unos días vengo viendo a través de las redes sociales una noticia que me llamó fuertemente la atención: “La Seguridad Social ha reconocido por primera vez el síndrome del túnel carpiano como enfermedad profesional en una vendedora”.

¿Cómo que por primera vez? Si yo creía que ya estaba reconocida como tal…

Ante la duda me puse a investigar, y cuál fue mi sorpresa al encontrar numerosas publicaciones que iban en el mismo sentido, pero en el enunciado de las noticias cambiaba la profesión en la que se reconocía dicha patología como enfermedad profesional a través de distintas sentencias del TSJ: limpiadoras, informáticos, etc.

¿Cómo es posible si en el Real Decreto 1299/2006, de 10 de Noviembre se aprobó el cuadro de enfermedades profesionales? Pues esto es debido a que en el Anexo I se considera, el síndrome del túnel carpiano como enfermedad profesional causada por agente físico al comprimirse el nervio mediano en la muñeca, en “trabajos en los que se produzca un apoyo prolongado y repetido de forma directa o indirecta sobre las correderas anatómicas que provocan lesiones nerviosas por compresión. Movimientos extremos de hiperflexión y de hiperextensión. Trabajos que requieran movimientos repetidos o mantenidos de hiperextensión e hiperflexión de la muñeca, de aprehensión de la mano como lavanderos, cortadores de tejidos y material plástico y similares, trabajos de montaje (electrónica, mecánica), industria textil, mataderos (carniceros, matarifes), hostelería (camareros, cocineros), soldadores, carpinteros, pulidores, pintores”.

Y es en este último párrafo donde está el quid de la cuestión: Si en esta enumeración de profesiones no aparece la tuya, aunque durante tu jornada laboral realices una y otra vez los movimientos que provocan esta patología, vas a tener que pelear para que sea te sea reconocida como enfermedad profesional.

Aunque antes de llegar a padecer este síndrome lo mejor es prevenir:

· Adecúa tu puesto de trabajo para que tus muñecas estén lo más relajadas posible.

· Fortalece la musculatura de tu muñeca y haz estiramientos de manera regular.

· Evita pinzar el nervio mediano con el uso de relojes o pulseras demasiados ajustados a la muñeca.

· No dormir con posturas que favorezca la aparición de la enfermedad.

· En períodos de mucha sintomatología podemos usar muñequeras.

· Acude a tu fisioterapeuta: El podrá realizarte masajes de descarga de la musculatura o técnicas de neurodinamia que inciden directamente sobre el nervio atrapado, así como la aplicación de alguna medida antiinflamatoria que crea conveniente; además te instruirá para que realices los ejercicios de fortalecimiento y estiramiento del modo más correcto.

Ana Belén Fernández Cebrián.

Responsable del Área de Fisioterapia de la Unidad de Tráfico del Centro AMS.