Cabecera

BLOG

Fisioterapia del Suelo Pélvico

Aleksandra Purschke y Elena Olmo

5 TIPS PARA UNA BUENA RECUPERACIÓN POSPARTO

Querida Mamá: ¡Enhorabuena! Ya tienes a tu pequeño entre tus brazos, ahora a disfrutar! Te dejo estos consejos para que cuides un poco tu suelo pélvico durante esta etapa. Tranquila, son facilísimos, y si los sigues seguro tendrás una pronta recuperación.

1. No hagas esfuerzos: tanto si tu parto ha sido vaginal o cesárea, ahora mismo tu musculatura está muy débil. Al hacer un esfuerzo, el suelo pélvico debe contraerse para cerrar los esfínteres y sostener a la vejiga y útero; pero después del parto le será más difícil contraerse.

2. Contrae tu suelo pélvico desde el minuto 1 del parto. Si aprendiste durante el embarazo los famosos Kegels, puedes realizarlos en el posparto. No te preocupes si has tenido episiotomía y tienes puntos, las contracciones suaves de suelo pélvico ayudarán a cicatrizar antes. Pregúntale a tu fisioterapeuta especializado cómo deben ser las contracciones, cuántos segundos debes mantenerlas, etc.

3. Evita el estreñimiento. Al empujar en el momento de ir al baño, todo ese esfuerzo recae sobre tu suelo pélvico, y ahora más que nunca. Beber agua y dar paseos puede ayudarte muchísimo. La postura que mantengas para ir al baño también es importante. La ideal sería en cuclillas, con el tronco inclinado hacia delante. Como es difícil mantener esa posición en casa, puedes ayudarte con un taburete bajo tus pies e inclinándote hacia delante. Si necesitas empujar, hazlo echando a la vez aire por la boca, como si estuvieras inflando un globo.

4. Usa faja pélvica. ¡Atención! Una faja pélvica es diferente de una faja abdominal. Las fajas pélvicas solamente cubren la zona del pubis por delante y el sacro por detrás, sin llegar a cubrir la musculatura abdominal. Se recomienda ponerla justo después del parto, en el mismo paritorio, y debe usarse los tres primeros días las 24 horas. Pasados esos tres días, la faja puede usarse en los momentos que vayas a estar mucho tiempo de pie, hasta que consigas fortalecer tu musculatura abdominal y tener una postura correcta.

5. Realiza hipopresivos: si estás dando el pecho o has tenido una cesárea, es mejor que empieces con los hipopresivos en el tercer mes posparto. Para saber más sobre los hipopresivos puedes consultar los enlaces que hay más abajo y que te pueden ayudar a orientarte sobre lo que son y para qué sirven.

Finalmente, te recomiendo que cuando pases la cuarentena realices una revisión posparto de suelo pélvico con nuestras especialistas en fisioterapia de suelo pélvico. Valoraremos cicatrices, tono abdominal, la posición de tu útero y vejiga, y te diremos recomendaciones para la mejor recuperación posible.

Elena Olmo Gomáriz,

Fisioterapeuta en AMS, Centro Médico del Ejercicio y especialista en suelo pélvico

Fisioterapia postparto

"LA GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA"