Logo

BLOG

Blog: Fisioterapia de 0 a 14 años

Mercedes Morales, Maria Viciana y Sonia Pérez

TERAPIA DE INDUCCIÓN DEL MOVIMIENTO POR RESTRICCIÓN DEL LADO SANO

La terapia restrictiva es una técnica de intervención terapéutica basada en la constricción del lado sano con el objetivo de inducir e incrementar el uso del brazo afecto, a través de un entrenamiento estructurado e intensivo del mismo.


terapia de restricción


Esta terapia no busca acercarse al movimiento normal de la mano, sino a la realización de movimientos más útiles durante el juego y en las actividades de la vida diaria. Al inducir el uso de la mano afecta, podría mejorar la integración del miembro superior parésico en el esquema corporal del niño, aumentar su participación espontánea en las diferentes tareas y mejorar su control motor.

Este tipo de terapia se aplica, por ejemplo, a niños con hemiparesia. Los cuales a menudo presentan debilidad, pobre control selectivo y dificultades sensoriales que afectan a una parte de su cuerpo. Esto hace que tengan dificultades en actividades de autocuidado, productividad y ocio. Además, estos niños suelen aprender rápidamente a ser más eficaces con su mano dominante. También se utiliza en el tratamiento de la parálisis braquial obstétrica.

La terapia restrictiva busca:

- Mejorar el uso espontáneo del lado afectado.

- Aumentar la fuerza.

- Aumentar el control motor selectivo.

- Mejorar la conciencia sensorial del brazo afectado.

- Mejorar la coordinación en actividades bimanuales.

En cuanto a protocolos, hay mucha variabilidad. No obstante, el consenso general apunta a la necesidad de superar la barrera de las 60h de intervención para que se vean los efectos de la terapia. Se aplican entre 60-90h de tratamiento. Y estas oscilan desde:

- 2 horas al día durante 8 semanas.

- 6 horas al día durante 15 días.

¿Cuándo comenzar con este tipo de tratamiento?

- Cuando el uso asimétrico de la mano comienza a hacerse evidente, 3-5 meses.

- A los 3 meses, hay algo de habilidad de agarre.

- A los 4 meses, este agarre y manejo se incrementa, con lo que el entrenamiento es más fácil de aplicar.

Tipos de restricción

Se pueden usar como restricción cosas simples como un guante o una manga cerrada con un “cierrabolsas”. Los niños no suelen intentar quitarse la restricción, así que simplemente se debe intentar que esta sea cómoda para ellos. Del mismo modo que tampoco se les prohíbe usar el brazo restringido, ya que ellos mismos se darán cuenta de que es más difícil y usarán la mano no restringida.

María Fuensanta Torres Torres

Fisioterapeuta en AMS Centro Médico del Ejercicio