Cabecera

BLOG

Blog: Fisioterapia del Suelo Pélvico

Aleksandra Purschke, Elena Olmo y Ana Belén Fernández

MI EXPERIENCIA EN LOS WTG 2017

La semana pasada parte del equipo de AMS acudimos a los XXI Juegos Mundiales de Trasplantados en Málaga. En estos juegos participaron hasta un total de 2200 deportistas trasplantados en 17 disciplinas deportivas. Ha sido una experiencia realmente gratificante.

Era la primera vez que acudía a un evento deportivo desde que terminé la carrera hace ya siete años. Las anteriores veces había acudido como estudiante, iba más inexperta e insegura. Esta vez he disfrutado de cada tratamiento, de cada valoración… Ha sido muy enriquecedor conocer a deportistas de casi todo el mundo (54 países en total), cada uno con su cultura y tradición pero siempre con una sonrisa para agradecer su tratamiento.

Aunque acudí a las olimpiadas para cubrir el servicio de fisioterapia deportiva, no pude evitar dar consejos sobre suelo pélvico a las mujeres que participaban en ellos.

Está demostrado que el ejercicio es muy beneficioso para el sistema cardiovascular, pulmonar, metabólico, etc; y diez veces más beneficioso para un trasplantado.

Sin embargo, para las mujeres, algunos ejercicios pueden ser más beneficiosos que otros. Frente a otros ejercicios como la bicicleta o la elíptica, correr es el ejercicio que más aumenta la presión dentro del abdomen. Esta presión es contrarrestada por los músculos del suelo pélvico.

¿Correr es bueno para el suelo pélvico?

Según los estudios, las mujeres que realizan ejercicio tienen el suelo pélvico más fuerte (sobre todo aquellas que tienen más fortalecida la musculatura glútea). Sin embargo, en mujeres jóvenes que realizan deportes de alto impacto (salto, correr…) la incidencia de incontinencia urinaria aumenta. Esto ocurre porque la vejiga y la uretra se mueven más en ejercicios de salto, y al esfínter de la uretra le cuesta más trabajo mantenerse cerrado en esos impactos.

Entonces…¿no debo correr?

Si acabas de dar a luz o tienes sensación de pesadez en la zona de tu pelvis, no deberías correr. Antes de empezar a correr deberías fortalecer la musculatura de tu suelo pélvico. Si no tienes síntomas de incontinencia o de pesadez, y correr es tu deporte favorito, te recomendamos que corras, pero que practiques antes o después de correr algún ejercicio para contrarrestar la carrera. La gimnasia abdominal hipopresiva o los kegels pueden ayudarte.

En AMS podemos valorar la musculatura de tu suelo pélvico y también recomendarte qué ejercicio necesitas en cada caso. Queremos que practiques el deporte que más te gusta, y que disfrutes de ello sin problemas.

Elena Olmo Gomáriz,

Fisioterapeuta en AMS, Centro Médico del Ejercicio y especialista en suelo pélvico

Otros blogs relacionados:

¿DEPORTE Y PÉRDIDAS DE ORINA?